LiFi, la prometedora alternativa a WiFi "La solución es la luz"

Por muchos años el hombre ha venido estudiando la luz y buscando en ella nuevas alternativas de uso, de allí la idea que la luz puede ser mucho más que "solo" luz.


Se ha descubierto que la luz puede también ser aprovechada para transmitir datos, convirtiendo las miles de millones de bombillas que usamos a diario en singulares puntos de acceso  internet que no solo nos iluminan: también nos conectan.

LiFi, es la tecnología que plantea para las redes WiFi y móviles que nos envuelven y rodean una alternativa muy interesante.


Con el término LiFi se ha etiquetado los sistemas de comunicaciones inalámbricas rápidos y de bajo costo, esta tecnología permite la transmisión de datos de forma bidireccional con más rapidez que el óptico WiFi. Este término fue usado por primera vez por el ingeniero Harald Haas durante la Conferencia TED celebrada el año 2011 referente a las comunicaciones con luz visible y el subconjunto de las comunicaciones ópticas inalámbricas (OWC) y un complemento a las comunicaciones de radiofrecuencias RF (wifi o redes móviles) o el sustituto a la radiodifusión de datos.

La iluminación led se está convirtiendo en la tecnología popular de hoy, y es utilizada para iluminar hogares, edificios, empresas, negocios, etc.

La tecnología Lifi pretende usar este tipo de iluminación para transmitir información hacia cualquier dispositivo perceptible a la luz led o que esté dentro del área de incidencia de esta, mediante cambios de intensidad de la luz. Por tanto, la tecnología lifi consiste en transmitir información por medio de la luz led.

LiFi nos promete una opción sostenible, eficiente y muy económica que, eso sí, no está exenta de retos.


Las conexiones LiFi a Internet usan tecnología que puede transmitir información a través de la luz led pudiendo alcanzar una velocidad de 10 Gbps. Esto debido a que la luz se enciende y apaga hasta 10 mil millones de veces por segundo, lo que logra que se transforme la información en forma binaria (0 y 1); si se aprovecha esta característica podría enviarse la información a través de la onda de la luz.

Cuando la luz no es solo luz

El profesor de la Universidad de Edimburgo, Harald Haas,dio una charla en 2011 en el evento TEDGlobal, y allí acuñó el término LiFi (Light Fidelity) para nombrar a esta nueva forma de comunicación que combinaba iluminación con la transmisión de datos.

Hass explicaba en la conferencia la situación actual de las comunicaciones móviles, basadas en las redes 3G y 4G y en las redes WiFi que proporcionan una infraestructura que entonces constaba de 1.400 millones de antenas de telefonía. Destacando cuatro grandes problemas:

  1. Capacidad: los rangos de frecuencia usados en el espectro de radio son escasos y caro, y cada vez es más difícil cubrir la demanda: según él, nos estamos quedando sin espectro.
  2. Eficiencia: las estaciones base consumen mucha energía, y gran parte del consumo se dedica a refrigerar sus componentes, lo que hace que la eficiencia de una estación base ronde el 5%
  3. Disponibilidad: no siempre podemos usar las redes móviles en nuestros teléfonos, y como afirmaba Haas en aviones u hospitales se restringía su uso, aunque esa situación ha cambiado sensiblemente desde entonces.
  4. Seguridad: las diversas vulnerabilidades descubiertas en redes WiFi, por ejemplo, han demostrado que se pueden interceptar esas señales y espiar esas comunicaciones.
Fuente XACATA

Comentarios