Ley Contra el Odio entró en vigencia el 8-N


La primera ley emanada de la Asamlea Nacional Constutyente de Venezuela, salió al a luz pública este 8 de noviembre de 2017, entrando en vigencia con su publicación en la Gaceta Oficial.


La Ley Constitucional Contra El Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia que sus capitulos iniciales busca contribuir a generar las condiciones necesarias para promover y garantizar el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco, así como para prevenir y erradicar toda forma de odio, desprecio, hostigamiento, discriminación y violencia, a los fines de asegurar la efectiva vigencia de los derechos humanos, favorecer el desarrollo individual y colectivo de la persona, preservar la paz y la tranquilidad pública y proteger a la Nación. (Artículo 1)

Así como fomentar en la colectividad valores y principios para promover y garantizar la convivencia pacífica mediante la Preeminencia de los derechos humanos, Vida, Paz, Amor, Democracia. Asamblea Nacional Constituyente, Convivencia, Libertad, Igualdad y no discriminación, Fraternidad, Justicia, Igualdad y equidad de género, Hermandad, Diversidad, Reconocimiento, Respeto, Tolerancia, Solidaridad, Pluralidad y Corresponsabilidad. (Artículo 2)

Hay quienes aseguran que la nueva ley fue promulgada para castigar la disidecia y proteger al gobierno, pero en su Capitulo III la ley promueve la Responsabilidad de los Medios de Comunicación para la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, a través de la Promoción de mensajes para paz y la convivencia.

Por lo que los prestadores de servicio de radio, televisión, por suscripción y medios impresos, públicos, privados y comunitarios, están obligados a difundir mensajes dirigidos promoción de la paz, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la diversidad.

Además se prohíbe la propaganda de guerra y mensajes de intolerancia y odio que estén a favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual, identidad de género, expresión de género y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación, la intolerancia o la violencia.

Se castigará la difusión de mensajes a través de las redes sociales y medios electrónicos que promuevan la guerra o inciten al odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual, identidad de género, expresión de género y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación, la intolerancia o la violencia a través se encuentra prohibida.

Para tal fin, la Asamblea Nacional Constituyente, promoverá procesos de prevención y control de las formas de violencia, odio, intolerancias y otras conductas relacionadas. Cuyas medidas específicas de prevención son: La formación y capacitación educativa, La difusión de valores y mensajes de concientización a través de los medios masivos de comunicación, El desarrollo de acciones y programas de asistencia jurídica y social, La atención psicoterapéutica y de otros cuidados a la salud, Las demás que determine la Comisión para la Promoción y Garantía de la Convivencia Pacífica.

A tal efecto, el Estado podrá ordenarle a los prestadores de estos servicios la difusión de estos mensajes por un tiempo de treinta minutos semanales.

En la difusión de estos mensajes se otorgará prioridad a aquellos producidos por productores nacionales independientes y organizaciones y movimientos sociales del Poder Popular.

El Fondo de Responsabilidad Social y el Fondo de Promoción y Financiamiento del Cine deberán otorgar prioridad al financiamiento de la producción de contenidos dirigidos promoción de la paz, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la diversidad.

Será necesaria la Formación para la paz y la convivencia pacífica en el Sistema de Educación por lo que el Sistema de Educación debe garantizar que los centros e instituciones educativos sean espacios de y para la paz, diversidad, tolerancia, igualdad, respeto mutuo y convivencia solidaria. A tal efecto, los Ministerios del Poder Popular con competencia en materia de educación básica y de educación universitaria deben adoptar todas las medidas que sean necesarias y adecuadas para: Incluir dentro de los programas educativos un eje transversal de formación dirigido a la construcción de una cultura de paz y de respeto a los derechos humanos. Orientar las normas de convivencia y disciplina a promover y garantizar el reconocimiento de la paz, diversidad, la tolerancia, igualdad y el respeto recíproco, así como a prevenir y erradicar toda forma de violencia política, odio e intolerancias. Desarrollar medios alternativos de resolución de conflictos en todos los centros e instituciones educativas para la prevención y solución de disputas entre quienes integren las comunidades educativas.

Prohibe a de partidos políticos, organizaciones y movimientos sociales que promueven el odio, la intolerancia y la guerra. Así, los partidos políticos y organizaciones políticas cuyas declaraciones de principios, actas constitutivas, programas de acción política, estatutos o actividades se funden o promuevan el fascismo, la intolerancia o el odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual, identidad de género, expresión de género y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación y la violencia no podrán ser inscritos o constituidos ante el Consejo Nacional Electoral. Así mismo, se revocará la inscripción de aquellos partidos políticos y organizaciones políticas que incumplan lo previsto en la presente disposición.

A fin de mantener en el pensamiento de todos los venezolanos la vigencia de esta ley se establece y declara el día veintiuno de septiembre de cada año como Día Nacional de la Paz. Así mismo, se declara el mes de mayo de cada año como Mes Nacional para la Promoción de la Paz, la Convivencia y la Lucha contra la Intolerancia.


Por: Víctor Hugo Quiñónez
@vhquionez

Comentarios