Top Ad 728x90

miércoles, 7 de junio de 2017

Una extraña estrella o una megaestructura extraterrestre

NASA, Los científicos la han nombrado “la estrella más misteriosa de la galaxia”

Los científicos la han nombrado “la estrella más misteriosa de la galaxia”

Por Víctor Hugo Quiñonez
Fuente Marcus Woo BBC Earth
07 de junio de 2017

Se trata de una estrella que se encuentra a unos 1.200 años luz de nuestro sistema solar en la constelación Cygnus (El Cisne) y que parpadea y se oscurece de una manera poco común nunca antes visto.

El patrón de luz que sigue es algo irregular e intermitente que desconcierta a los científicos ya que nunca antes se había visto una estrella con ese comportamiento luminoso.

Entre las explicaciones que se han propuesto los investigadores van desde los agujeros negros hasta los enjambres de nubes estelares y cometas, aunque todavía no tengan ninguna respuesta concluyente, dejando con gran posibilidad la hipótesis de que sean extraterrestres.

Una de las especulaciones de los científicos es que tal vez se trate de una civilización alienígena avanzada que construyó una estructura enorme que aprovecha la energía del astro.

Si esta conjetura llegase a ser cierta, estaríamos entonces frente al mayor descubrimiento de la historia humana.

KIC 84625852 es la evidencia de que ET existe.


Claro está, que si hacemos caso a algunos titulares de prensa que circularon el año pasado, se podría pensar que tal aseveración es inminentemente cierta y que el cuerpo celeste llamado KIC 84625852 es la evidencia de que ET existe.

Para los científicos ha sido imposible hasta el momento eliminar esa hipótesis, al punto que, el astrónomo de la Universidad Estatal de Pensilvania, USA, Jason Wright, dice “Incluso a quienes les disgusta la idea de que haya alienígenas tienen que admitir que es un gran misterio”

No es la primera vez que los astrónomos evocan la vida extraterrestre para explicar algún fenómeno extraño en el espacio, peor a diferencia de otras falsas teorías, esta viene acompañada de predicciones específicas.

En el año 2005, el astrónomo, Luc Arnold sugirió, que una estructura con estas características podría ser utilizada para generar una señal para anuncia la existencia de una civilización alienígena como si fuera una especie de clave Morse.

Esta señal puede ser captada con un telescopio de gran potencia, que por suerte ya existe: el telescopio Kepler.

Boyajian dice“Para un científico, esto es emocionante, porque es nuevo”, “Pero también frustrante”

Cuando Boyajian le mostró los datos a su colega Wriht, este se dio cuenta que los destellos eran coherentes con una megaestructura alienígena. Los resplandores no eran tan raros, pues Kepler y otros potentes telescopios habían dado cuenta del fenómeno.

Lo que extrañó a los científicos es que ésta, en particular, era que semejaba el tamaño de una estrella de mediana edad.

Bradley Schaefer descubrió que, al parecer, se había oscurecido en un 15% en el último siglo. Pero la teoría de que tal vez se trate de una estrella que está devorando a un planeta, está ganado popularidad entre algunos astrónomos.

Esta situación plantea, que un planeta la habría orbitado alguna vez y al colapsar con ella, subió la temperatura y la estrella lo iluminó, para luego, después de un tiempo, la estrella volvió a su brillo habitual mientras se iba disipando la energía produciendo ese oscurecimiento gradual captado por los científicos.

Esta idea cobra fuerza, pues es la forma más prometedora para explicar todo, pero también deja abierta la inquietud que plantea que las colisiones planetarias son más comunes de lo que se había pensado hasta ahora.





0 comentarios:

Top Ad 728x90