Top Ad 728x90

martes, 25 de abril de 2017

Juez bloquea orden de Trump que niega fondos a “ciudades santuario”




La orden castigaba a aquellas entidades que protegen a inmigrantes indocumentados de la deportación.

Por DW
26.04.2017

Un juez federal de San Francisco bloqueó este martes (25.04.2017) una orden ejecutiva del presidente de EE.UU., Donald Trump, que negaba fondos federales a las denominadas "ciudades santuario" por su política de no colaborar con las autoridades federales en la deportación de inmigrantes indocumentados.

El fallo del juez William H. Orrick de la corte del distrito norte de California, es un nuevo revés para el Gobierno de Trump. En la decisión, el magistrado Orrick determinó que la orden ejecutiva que firmó Trump en su primera semana en el poder, el 25 de enero, viola la Constitución.

El veredicto no es definitivo, ya que el Departamento de Justicia podría recurrirlo ante el tribunal de apelaciones del distrito noveno, instancia inmediatamente inferior al Supremo.

La ciudad de San Francisco y su vecino Silicon Valley, localidad donde se alojan las grandes compañías de tecnología en EE.UU., habían demandado al Gobierno de Trump por considerar que la orden ejecutiva del presidente causa un daño "irreparable" al pueblo estadounidense y al "tejido mismo" de su Gobierno.

El juez Orrick determinó que los demandantes "han demostrado" el daño "irreparable" que causaría la orden y por esto bloqueó la medida de manera temporal mientras estudia su contenido.

El bloqueo de la ley se aplicará a nivel nacional y afecta a todas las "ciudades santuario", alrededor de 200 entidades (estados, condados y ciudades) que protegen de la deportación a los inmigrantes.

"Estas violaciones constitucionales no se limitan a San Francisco o Santa Clara, sino que también se aplican igualmente a todos los estados y jurisdicciones locales. Debido al alcance de la orden y a sus aparentes fallos constitucionales, un bloqueo a nivel nacional es apropiado", determinó el juez.

Entre las "ciudades santuario” se encuentran grandes zonas urbanas que gobierna la oposición demócrata, como Los Ángeles, Chicago y Nueva York.

San Francisco, por su parte, cuenta con legislación expresa que prohíbe a los trabajadores municipales de colaborar con las autoridades federales en procesos de deportación. En Chicago, la policía no está autorizada a preguntar el estado migratorio de ningún individuo.

El presidente Donald Trump firmó la orden de castigo hacia las "ciudades santuario” como parte de su promesa electoral de incrementar las deportaciones, una medida que afecta a los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en EE.UU., en su mayoría de origen latinoamericano.

JCG (EFE, dpa)

0 comentarios:

Top Ad 728x90