Top Ad 728x90

jueves, 16 de marzo de 2017

Supervivencia del más fuerte

Sin importar el resultado de anoche, Venezuela depende del encuentro contra República Dominicana para no complicar sus esperanzas de estar en las semifinales. 

Por ANDRIW SÁNCHEZ RUIZ
AJSANCHEZ@EL-NACIONAL.COM
@ANSANCHEZRU
16 DE MARZO DE 2017 09:25 AM

Aunque el pasado siempre influirá en el futuro, en el béisbol el presente no debe mirar los antecedentes. 

Ya sea que Venezuela le ganara esta madrugada a Estados Unidos o hubiese caído de forma estrepitosa, el juego de esta noche (10:00 pm) es el que dará una mejor proyección sobre su oportunidad de clasificar a las semifinales. 

Los enemigos pequeños no existen, pero sí hay registros de gigantes sobre colosales y la tricolor tendrá que enfrentar a uno de ellos: República Dominicana, que tampoco le conviene ver el retrovisor y toparse con el traspié ante Puerto Rico, en el primer juego de la segunda fase del Clásico Mundial. 

Es muy probable que el que salga con los brazos elevados, ademán de los victoriosos, no haya comprometido sus esperanzas. Es una responsabilidad que tendrán que sortear los abridores Martín Pérez por los criollos y Edison Vólquez por los quisqueyanos. 

Ambos brazos tienen retos similares, pues deben encarar a alineaciones de peloteros consolidados en las mayores. 

En la teoría eso no debe ser nada nuevo, sendos escopeteros también son estelares figuras en sus respectivas organizaciones. No obstante, los cúmulos de estrellas siempre son complicados de atravesar. 

Por ejemplo, Vólquez tiene el reto de hacer pasar a una de las selecciones que más capacidad de reacción ha enseñado. Once rayitas contra Italia, nueve versus México y cuatro de nuevo frente a los europeos son las que había fabricado Venezuela, antes del encuentro de anoche, en todo el torneo y siempre ha venido de atrás. 

Pérez debe enderezar el rumbo que tomó contra los azzurros que le pisaron el plato en cuatro ocasiones en 3.1 innings. Dominicana, en el vasto universo de la hipótesis, es más peligrosa que Italia. La simple secuencia de Manny Machado, Robinson Canó, José Bautista, Carlos Santana y Nelson Cruz ­del segundo al sexto bate­ es una prueba complicada para cualquier lanzador en las mayores. 

Los anales del Clásico son favorables para los antillanos y de una manera contundente, pues están invictos contra la Vinotinto en los tres encuentros que han llevado a cabo. En 2006 triunfaron con pizarra de 11 por 5 y 2 por 1, mientras que en el último certamen (2013) el lauro fue de 9 por 3.

0 comentarios:

Top Ad 728x90