Top Ad 728x90

Tuya es mi esperanza

lunes, 27 de marzo de 2017

Cómo desarrollarán la tecnología para cargar los teléfonos con el aire

Para hacer efectivo el mecanismo habría que hacer grandes cambios a los componentes de los dispositivos

Por GDA | EL MERCURIO | CHILE
27 DE MARZO DE 2017 09:01 AM

Cargar nuestros celulares sin ayuda de enchufes o cables podría llegar a ser una realidad. Expertos en el ámbito sostienen que mediante una tecnología de inducción, en un futuro no muy lejano los dispositivos móviles podrían absorber energía del “aire” para cargarse.

Si bien los teléfonos pueden ser de ayuda para comunicarse, trabajar e incluso estudiar, mantienen un inconveniente: su batería es limitada. Sin embargo, esto no sería un problema en el futuro si se comienza a aplicar el “sistema de inducción magnética”, según indicó Claudio Estévez, académico del departamento de Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Chile.

Esta tecnología consiste en lo siguiente: a través de la electricidad se “crean ondas electromagnéticas que viajan por el aire, las cuales pueden ser absorbidas por cualquier dispositivo inductivo (en este caso un celular), que convierte las ondas en energía” permitiendo la carga, explicó.

De este modo se podría estar en cualquier parte de la casa y un dispositivo, encargado de producir energía y enviar las ondas electromagnéticas, mantendrá el celular constantemente cargado.

Aunque se ha logrado obtener carga inalámbrica por inducción, actualmente el celular debe estar en contacto con el aparato responsable de proporcionar la energía, o bien, a una distancia muy pequeña, lo cual no proporciona ningún tipo de beneficio.

Para hacer efectivo este tipo de mecanismo, primero habría que hacer grandes cambios a los componentes de los celulares.

“En primer lugar, tendrían que tener una bobina, que es una antena especial. En segundo lugar, deben adoptar una circuitería de mucho menor consumo y, finalmente, contar con baterías con mayor capacidad de almacenamiento de energía, de manera que duren más tiempo”, indicó Miguel Torres, académico de ingeniería eléctrica de la Pontifica Universidad Católica de Chile.

Complicaciones

Llegar a crear esta tecnología puede resultar muy difícil. Científicos han probado con éxito la inducción magnética, pero con pequeños aparatos tales como “mini ventiladores” que requieren de una cantidad mínima de energía para poder funcionar, muy por el contrario de lo que necesita un dispositivo móvil.

Torres explicó que la complejidad recae principalmente en que el aire no es un buen medio de propagación de los campos electromagnéticos, responsables de llenar con energía las baterías. Ahora, lo que se puede hacer es usar una tecnología que se llama “Beamforming”, aparato de múltiples antenas que “apunta la radiación en dirección del dispositivo”, señaló Estévez.

Esto perfeccionaría la direccionalidad de la transmisión de las ondas y su recepción. Sin embargo, existe la teoría que poner en funcionamiento este tipo de cargas podría crear un problema en la salud de las personas, que recibirían en sus organismos los efectos de las ondas electromagnéticas.

Walter Grote, ingeniero civil electrónico y académico de la Universidad Federico Santa María, explicó que “la carga inductiva es realmente muy segura de usar. El campo electromagnético generado por los transmisores es de potencia muy débil” para que genere daño.

Incluso, la carga inalámbrica podría ser más segura que la manera tradicional, “que transmite energía sin contacto con los conectores eléctricos expuestos. Esto reduce la falla y la posibilidad de descargas eléctricas y permite que los dispositivos eléctricos se utilicen en más ambientes”, concluyó Grote.

0 comentarios:

Top Ad 728x90