Café Yaracuy: Dinamismo productivo, agroturismo y ecología en un estado potencia

Proyecto cafetalero impulsa motor agrícola, industria, turismo y exportación


Desde la activación del Central Beneficio Café Aroa, en 2010, se han procesado más de 24 mil quintales de forma gratuita, lo que representa un ahorro a los productores de Bs. 8.632.468.

(Secretaría de Comunicación e Información).- La caída de los precios del petróleo a nivel internacional, ha llevado al Gobierno venezolano a replantearse el modelo económico imperante desde hace algunos años en la nación. Abastecer el mercado nacional y diversificar la captación de divisas, desembocan en medidas que buscan explorar alternativas productivas tomando en cuenta la variedad de recursos con los que cuenta el país.

Sin embargo en Yaracuy, desde hace algunos años, el Ejecutivo regional ha realizado un análisis exhaustivo sobre las múltiples potencialidades de la entidad. Entre las opciones agrícolas, el café, entre otros rubros, tiene grandes posibilidades de explotación en la región.

Desde la Sierra de Aroa hasta el macizo de Nirgua, la entidad cuenta 11.400 hectáreas de tierra fértil donde más de 2.300 caficultores trabajan en la siembra del cultivo con métodos artesanales de siembra, tueste y molienda.

Inversión

Durante el período 2010-16, el Gobierno regional invirtió cerca de 30 millones de bolívares en la reestructuración del Central Beneficio Café Aroa (Bolívar), lo cual implicó la recuperación de la infraestructura y la instalación de una línea de torrefacción.

Josmary Borjas, directora del Servicio Agrícola Yaracuy, dijo que la recuperación de la industria permitió que productores del eje cafetalero de Yaracuy (Bolívar, Cocorote, Arístides Bastidas, Urachiche, Sucre, Bruzual y Nirgua), arrimaran su cosecha para procesarla gratuitamente. “Esto disminuyó la intervención de intermediarios que compraban el quintal a los caficultores a precios bajos para revenderlos a un monto superior”, aseveró

En este sentido, la funcionaria explicó que la restauración y adquisición de tecnología en la industria del café en Yaracuy buscaba impactar directamente al productor, pues, mejoraría sus condiciones materiales de vida, aumentando la captación de recursos económicos. En resumen, el caficultor tiene la oportunidad de vender su producto y obtener ganancias superiores, sin la intromisión de intermediarios.

Datos reales reafirman lo anterior. Desde la puesta activación del Central de Beneficio Café Aroa, 2.300 productores provenientes de Bolívar, Cocorote y Urachiche han procesado más de 24.435,87 quintales, lo que representa un ahorro de Bs. 8.632.468. Esa reserva sirve al productor para invertir en sus viveros de cara a zafras venideras”, explicó la Borjas.

En cuanto a la tecnología, el Ejecutivo regional instaló en el Central Cafetalero de Aroa la línea torrefactora adquirida a través de la empresa colombiana Ingesec, con una inversión que rondó los ocho millones de bolívares.

Durante el acto de instalación en abril del presente año, el presidente de la compañía neogranadina, Nelson Moya dijo que “la maquinaria es de alto calibre, pues, permitirá despulpar, tostar y moler el café, conservando las mejores características organoeléctricas del grano”.

Dinamismo

El desarrollo de la actividad agrícola en el sector cafetalero es una iniciativa que contribuye a fortalecer la Agenda Económica Bolivariana (AEB), iniciativa del Ejecutivo Nacional para desarrollar un nuevo modelo socioproductivo.

El primer motor que se activa es el agrícola, pues, reconoce y explota condiciones geográficas favorables que facilitan la siembra del cultivo en Yaracuy. La entidad se ubica a una altitud de más de 1.000 m.s.n.m, posee un clima de 24°C y es centro donde confluyen vientos provenientes de la cordillera de los Andes y las costas del Mar Caribe. Tales factores climáticos, inciden en la generación del mejor café arábigo del mundo.

Por otra parte, otro sector que se estimula es el industrial. La adquisición de la torrefactora busca tener en la región la maquinaria necesaria para apoyar a los productores en el despulpe, tueste y molienda del grano.

Asimismo, el proyecto cafetalero trabaja en potenciar el motor exportación con el objetivo de tener fuentes de divisas alternas al petróleo. Venezuela, a finales del siglo XVIII, era el tercer país exportador de café en el mundo.

Por ultimo, la Corporación Yaracuyana de Turismo (Coryatur), desarrolla el proyecto Ruta Aromas del Café Yaracuyano, que contempla un recorrido aproximado de 38 Km (Cocorote- Camaraguas-Aroa) en una altitud entre los 429 hasta los 1.793 m.s.n.m. El componente organizativo lo contempla 11 consejos comunales y 605 familias caficultoras, quienes ofrecerán hospedaje, productos artesanales y un paisaje orientado a la tradición cafetalera.

Plan Picay

En febrero de 2015, el Gobierno regional activó el Plan Integral Café Yaracuy (Picay), con el objetivo de prestar asesoría técnica a los caficultores con el fin de desarrollar buenas prácticas agrícolas y manufactureras que optimicen la calidad de la almendra, no solo para que el productor obtuviera beneficios económicos, sino resultados positivos para la salud del consumidor.

Además, el plan contempla la dotación de insumos, fertilizantes y agroquímicos, los cuales se gestionan a través del Servicio Socialista Agrícola Yaracuy (SSAY) y el Instituto de Desarrollo Económico.

En ese sentido, hasta la fecha se han distribuido 368 toneladas de insumos agrícolas fertilizantes y agroquímicos a productores del eje cafetalero y se ha puesto a disposición de los caficultores el Central Cafetalero de Aroa para procesar el producto a través de una tecnología que conserva las más de 840 bondades del café arábigo yaracuyano.
Reforestación

El quinto objetivo del plan de la nación 2013-19 establece la necesidad de construir un modelo económico productivo ecosocialista, con base en una relación armónica entre el hombre y la naturaleza. Con respecto a esto, la producción de café en Yaracuy persigue fines agroecológicos que diversifican los objetivos del proyecto.

Debido al proceso de desertificación y deforestación de las principales cuencas, el Gobierno regional planteó a través del decreto 3.203 la recuperación de la capa vegetal a través de la siembra de plantas, entre ellas las de café, reconocidas por su capacidad en la producción de agua. En Aroa, se han sembrado en 1.2 hectáreas más de 150 mil arbustos de café arábigo en el marco del plan de reforestación.

Comentarios